Difusión360 | Google impedirá que las páginas web inhabiliten el botón de retroceder
22148
post-template-default,single,single-post,postid-22148,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.4,vc_responsive

Google impedirá que las páginas web inhabiliten el botón de retroceder

En la era de la información digital, es fundamental que cualquier empresa se adapte al medio informático. Normalmente, esto hace que sus ventas aumenten y que puedan acceder a un mercado antes inalcanzable. Sin embargo, en ocasiones, esta nueva tecnología se puede usar de forma deshonesta, para conseguir una ventaja artificial. Por eso, Google Chrome impedirá que las webs puedan inhabilitar el botón de retroceder, poniendo fin a una de estas prácticas.

LA TÁCTICA

No es ningún secreto que la mayor parte de contenidos publicados en Internet se mantiene rentable por la publicidad. Este motivo hace que se lleguen a extremos impensables para conseguir que el lector la vea, como insertar publicidad en el historial de pestañas.
Esta estrategia solo puede llevarse a cabo si la empresa en cuestión impide al usuario volver cuando no le interesa un contenido, es decir, si limita la libertad de las personas que emplean esta tecnología. Es muy utilizada por las páginas de difusión ilegal de contenidos audiovisuales.

QUÉ HARÁ GOOGLE

La empresa ha anunciado estos cambios en el blog de Chromium, donde difunde las novedades de su exitoso prducto Google Chrome. Google analizará el historial, tratando de dilucidar si una entrada es legítima o no, a través de las métricas de las que dispone.
De este modo, se podrá retroceder directamente cuando este tipo de publicidad invada la pantalla, en lugar de tener que cerrar el navegador y crear otra pestaña. Esto, de llevarse a cabo, acabaría con la mala práctica de muchas empresas, que introducen spam del que no se puede escapar por los procedimientos normales y que, en numerosas ocasiones, pueden incluir virus.

CONCLUSIÓN

Los comienzos de Internet trajeron una libertad casi ilimitada que ha provocado su mal uso en casos como este. Las empresas tecnológicas están empezando a poner en marcha procedimientos para paliar estos problemas, y esto es algo que resulta positivo siempre y cuando se mantenga la libertad del usuario para navegar de forma segura por Internet, visitando las páginas que desee e ignorando las que hayan dejado de interesarle.