Difusión360 | Mark Zuckerberg promete estudiar las consecuencias de la tecnología en la sociedad
22165
post-template-default,single,single-post,postid-22165,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.4,vc_responsive

Mark Zuckerberg promete estudiar las consecuencias de la tecnología en la sociedad

La imagen de las empresas depende en gran parte de sus dirigentes. Por ello, el fundador y CEO de Facebook Mark Zuckerberg se ha convertido en una de las caras visibles de la compañía. Es conocido no solo por su éxito temprano, sino por su actitud juvenil y extravagante. Una de sus excentricidades consiste en anunciar sus proyectos de Año Nuevo, siempre muy llamativos. Pero el de 2019 podría tener consecuencias sobre su empresa: quiere conocer el impacto de las tecnologías, y de Facebook en particular, sobre la vida humana.

UNA RECAPACITACIÓN NECESARIA

Tras los escándalos de imagen que ha sufrido Facebook en los últimos años, entre los que destaca la filtración de datos en el marco de las elecciones americanas de 2016, se ha vuelto más necesario que nunca establecer un nuevo rumbo para la compañía. Esta parece ser la estrategia de Zuckerberg, que ha hecho una aparición pública anunciando esta nueva determinación.
Si bien ha hablado con cierta vaguedad sobre sus propósitos de Año Nuevo, ha dejado claro que pretende debatir en público sobre las circunstancias que rodean a la implantación de la tecnología en la sociedad, tanto las positivas como las más negativas, que tantas críticas le han costado en el pasado.

¿DÓNDE VER LOS DEBATES?

El fundador de Facebook ha declarado que, cuando empezó a trabajar en su proyecto, no conocía las implicaciones que iba a tener. Por ello, quiso que su trabajo hablara por él, pero dice haber comprendido que ya no es suficiente.
Las conferencias sobre privacidad y seguridad en Internet estarán disponibles en Instagram y Facebook, ambas pertenecientes a la misma compañía. Tras anunciar estas medidas, Zuckerberg ha defendido a Internet como un medio que da voz y poder a la gente.
Este movimiento podría ser una disculpa sincera o una hábil iniciativa de marketing. En cualquier caso, se trata de un ejemplo magistral de comunicación de crisis, más aún cuando los fallos de Facebook han aparecido en los telediarios en todo el mundo.