Difusión360 | feminismo
198
archive,tag,tag-feminismo,tag-198,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.4,vc_responsive

Campañas de publicidad que rompen con los tabúes de las mujeres

Hace pocos días que se ha hecho viral la nueva campaña de publicidad “Project Body Hair” de la marca de cuchillas Billie. Lo común cuando se trata de anuncios de productos de higiene o depilación femenina, lo común es mostrar a mujeres que no tienen vello en las piernas o axilas por las que pasan la cuchilla o bandas de cera. Bilie ha querido romper con este sinsentido y en su último spot muestra a mujeres con valor corporal que usan sus cuchillas para depilarse.

 

Según la cofundadora de Bilie, en declaraciones a Adweek, afirmó que se trata de una campaña que representa “una afirmación concluyente sobre cómo las mujeres son retratadas en la categoría de cuchillas”. La intención del anuncio no es otra que la de demostrar y normalizar que las mujeres tienen vello corporal y que no es realista anunciar piernas y axilas perfectamente depiladas.

 

La campaña además incide en que la depilación es solamente una opción y que las mujeres son libres de depilarse o no hacerlo. Desde la empresa aseguran que el mundo debe dejar de pretender que el pelo no existe en las mujeres. Además, el spot ha tratado de retratar la realidad al completo y demostrar que el vello femenino está presente más allá de las piernas y axilas.

 

A parte del spot, Bilie ha querido dar protagonismo a las mujeres que se atreven a mostrar su vello y han creado una web en la que se llama a estas a que suban fotos mostrando su cuerpo con vello. Se trata de una marca muy implicada en la normalización de los tabúes que existen sobre las mujeres. Se ha posicionado en contra de la tasa rosa y dona el 1% de sus beneficios a organizaciones feministas.

BILIE NO ES LA PRIMERA EN ROMPER CON LOS TABÚES

 

Bodyform, la marca británica de compresas estrenó en octubre del pasado año una campaña que trataba de normalizar la menstruación. La mayoría de los anuncios muestran compresas sobre las que se vierte un líquido azul. El spot mostraba la compresa manchada con sangre e incluso imágenes de chicas en la ducha por cuyas piernas corría sangre.

 

Este spot mostraba también a un hombre comprando compresas, como una situación normal y a una mujer que avisa al trabajo de que no puede ir porque tiene fuertes dolores por el período. Así como a mujeres haciendo una vida normal mientras tienen el periodo: manteniendo relaciones sexuales o haciendo deporte cómodamente.

 

Read More